Pasaban de las 10 pm, sin sueño, y sin ganas de otra cosa, veía la televisión. Dentro de la programación encontré un reality de VH1, Rock of Love, no entraré mucho a detalle , es un reality, no esconde un gran trasfondo, a grandes rasgos se muestra a un ex rockero cuarentón en decadencia “buscado el amor”, para tal fin le ponen a muchas mujeres, todas ellas con implantes mas grandes que sus cabezas, literalmente hablando, que muestran hasta sus amigdalas en cada aparición.

Todas estas voluptuosas mujeres son sometidas a “pruebas”  que rayan en lo denigrante y obsceno, para ganar una cita a solas con el ex rockero, y al final alguna de ellas será elegida como ganadora del amor del ochentero ese,  se les provee de alcohol al por mayor, dando como resultado escenas que me hacen recordar una frase de Marge Simpson ” Fox se convirtió en canal porno tan gradualmente que no me di cuenta“, en efecto, el entretenimiento se ha desvestido de valores de forma tan gradual que ya nos parece divertido ver como se denigra a otro ser humano por 5 minutos de “fama”, ver como las mujeres son reducidas a objetos de satisfacción inmediata y después desechadas.

También debo añadir que me sorprende que eso me sorprenda, ya que no pertenezco a generaciones conservadoras, al contrario, vengo viviendo mis 20´s en los 2miles, y me he percatado que la gente ya no se asombra, ni se ruboriza, ni manifiestan nada que demuestre desaprobación por lo que está sucediendo.

Ok, ok, nadie me obliga a ver ese tipo de cosas, lo sé, pero esto va más allá de que le cambie de canal o apague la TV, la programación no es más que un reflejo de lo que está sucediendo en nuestros tiempos… y ahí si no tengo otro canal para cambiarle, y ni se diga poder apagarlo.

“Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo

Anuncios